jueves, 9 de abril de 2015

La Marca Invisible



Ya nos hemos acostumbrado a escuchar los datos, o las interpretaciones de los datos, de la Encuesta de Población Activa que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social publica mensualmente. En las últimas entregas comenzamos a ver que poco a poco existe una tendencia a la bajada en el número de desempleados pero, ¿quién se está incorporando al mercado laboral?

Evidentemente los jóvenes formados tienen bastantes posibilidades de encontrar un empleo por debajo de su cualificación, pero ¿y los mayores de cuarenta años?, ¿y los parados de larga duración?, ¿y los que carecen de formación?, ¿y si además de todo esto hablamos de mujeres?, ¿y si además de ser mujeres han sido víctimas de la violencia machista?

Hay colectivos que tienen muy complicado el acceder al mercado laboral y más aún cuando alguna circunstancia o algún desalmado ha marcado tu vida.

Soledad Vila desde la asociación que preside en Los Palacios Villafranca no ha querido quedarse al margen. La asociación Terrogénero nació para dar respuestas, apoyo y orientación a todas esas mujeres valientes que se ha atrevido a dar el paso de la denuncia tras el maltrato. Ahora Soledad, tras ver cómo esas mujeres no tienen capacidad por sí mismas de rehacer sus vidas laboralmente, ha decidido abrirles los ojos a los empresarios de su comarca.

Cuenta Soledad a #LaNuevaGeneraciónPerdida que las mujeres que se acercan a Terrogénero lo hacen a la desesperada, “ya sea porque no les llega para dar de comer adecuadamente a sus hijos o para pagar el recibo de la luz”. Ante esta situación Soledad no entendía porque estas mujeres, muchas de ellas con cualificación, no accedían al mercado laboral tras haber pasado por una experiencia de este tipo cuando además existen incentivos fiscales al empresario que contrata a mujeres víctimas de la violencia doméstica. El problema es el desconocimiento.

#SoyVisible es la campaña que Terrogénero ha puesto en marcha y a la que ya se han unido varias empresas locales para apoyar la difusión. Según Soledad, al igual que otros colectivos desfavorecidos socialmente, “desde las administraciones se apoya económicamente con descuentos fiscales a las empresas que contratan a mujeres que han sido víctimas del machismo pero los empresarios no lo hacen”. La pregunta está clara ¿porqué?, ¿porqué una mujer que busca empleo y está cualificada para el puesto no logra firmar el contrato aunque el empresario está incentivado? La respuesta de Soledad lo dice todo, “continúan estigmatizadas”. Evidentemente existen muchos prejuicios y desinformación por parte de los empresarios en referencia a los temas relacionados con mujeres víctimas de violencia. Dentro de la campaña de difusión e información que Terrogénero está llevando a cabo durante las visitas a los empresarios locales, Soledad les proporciona información que ha elaborado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social del Gobierno de España en referencia a las ayudas concedidas a empresarios que contraten a demandantes de empleo ya que existe un programa de inserción sociolaboral para mujeres víctimas de violencia de género. Soledad también está luchando por quitar los estigmas y los miedos de muchos empresarios “que creen que los maltratadores van a estar diariamente molestando a sus víctimas en la puerta de sus negocios y esto se aleja de la realidad”.

Desde Terrogénero quieren hacer visible a la mujer víctima de violencia ya que en palabras de Soledad, “son mujeres supervivientes con derecho a un trabajo y a no ser juzgadas ni estigmatizadas, mujeres normales a las que pueden contratar”. También en esta campaña Soledad muestra a los empresarios que al igual que reciben ventajas fiscales por la contratación de personas con discapacidad o de otros colectivos desfavorecidos, pueden optar a esos descuentos por hacerle un contrato a una mujer maltratada y de esta forma quitarles de una vez esa marca invisible que no deja de señalarlas.

2 comentarios:

  1. Me parece estupenda esta iniciativa, debería haber muchas así. Ojalá sirva no para algo, sino para mucho, mejor dicho muchas. Ánimo y palante.
    Jose, gracias por darlo a conocer.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias Anónimo/a. Ojalá se conciencie la gente y se quiten los estigmas que soportan las víctimas.

    Salud

    ResponderEliminar