jueves, 5 de junio de 2014

Cañalerma. La Embajada de Montilla en Sevilla


Fotografías @jllpaneque 


José Carmona Rodríguez es un onubense directamente relacionado con la comarca cordobesa de Montilla. Su padre, es un hombre de tradición vitivinícola y criador de viñas en la zona. El territorio adquirió la denominación de origen Montilla-Moriles por la calidad de los productos de la zona, sin embargo éstos grandes desconocidos son poco valorados fuera de la comarca. José siempre ha sido consciente de la calidad que tienen estos productos de la tierra, de su tierra, y ha sido la situación de verse desempleado lo que le hace poner más aún en valor los productos que llevaba consumiendo toda la vida.
José impulsado por las circustancias deja a un lado quince años de profesión como técnico de audiovisuales, un sector castigado por la crisis y en el que los cierres de medios de comunicación se ha llevado a muchos profesionales al desempleo, y toma la decisión de montar un despacho de productos seleccionados en pleno barrio de la Macarena. Jose elige el arrabal, una zona de mucho tránsito de personas que terminan entrando es este despacho en la calle Don Fadrique seducidos por el olor de los encurtidos que recuerdan los sabores de antaño y al olor del vino servido desde la bota como en los antiguos tabancos y colmaos.



Fotografías @jllpaneque 


¿Cuándo y cómo surge Cañalerma?
Cañalerma surge tras estar dos años desempleado al ser despedido por la RTVA en el año 2011, por los ajustes, junto a 35 compañeros. [...] Después de darle muchas vueltas me decidí a montar el despacho de vinos, aceites y aceitunas a granel.


Veo que hay productos de una misma cooperativa.
Sí, mi padre es socio de la cooperativa agrícola “Bodegas La Aurora” y hablando con su presidente hemos logrado que apoyen la iniciativa de montar el despacho Cañalerma donde se pueden encontrar todos los vinos generosos de la zona entre los que puedes ver moscateles, palo cortado, oloroso, mistela, vino dulce, Pedro Ximénez,... y vermú y fino de Montlla y la comarca.
Además de los vinos de la zona cordobesa, tenemos vino de naranja de bodegas Melquiades-Saenz de Moguer. Un vino excepcional que ya mencionara Juan Ramón Jiménez en su obra Platero y yo.


Fotografías @jllpaneque 


Te haces embajador de los productos de Montilla en Sevilla ¿Cómo te acoge el barrio?
La verdad es que llevo casi cuatro meses y somos prácticamente familia. El barrio me acoge fenomenalmente. Los vecinos se sorprenden de que en una calle donde hay muchos comercios de asiáticos haya montado un despacho como éste.
La verdad es que me apoyan y vienen a comprar lo que pueden, porque estamos hablando de un barrio con unos vecinos dentro de un abanico muy amplio, con gente joven y gente muy mayor. Dan mucha compañía cuando vienen y te dan charla, compran su pan, y cuando se lo pueden permitir compran su aceite aquí. Yo tengo grandes supermercados cerca y contra ellos no puede competir. Mi única arma es mostrar calidad y cercanía al consumidor y por supuesto ofrecer unos productos que ellos no tienen.


Fotografías @jllpaneque


¿Cuál es el producto que tiene mejor salida?
El aceite, el pan, el vino, las aceitunas [risas]. Sale todo. Tenemos pan diario del horno Axati de Lora del Río, doce tipos de aceitunas, encurtidos con aliños típicos de Sevilla aliñados por una empresa de Mairena del Alcor. También tenemos dos aceites procedentes de la misma cooperativa, ambos aceites son virgen extra de primera prensa en frío y con la garantía de que proviene de la campaña del año. Por otro lado, tenemos los vinos a granel y embotellados, y para sorpresa de nuestros clientes, unos tintos cordobeses embotellados como jóvenes y crianzas que también me están sorprendiendo a mí por la salida del producto ya que en ocasiones se vende incluso más que los generosos o finos que son los que han dado fama a la comarca.


Fotografías @jllpaneque 


Mirando los estantes se descubre tu apuesta por las cervezas artesanas andaluzas ¿Por qué este producto?
He procurado introducir productos de calidad y elaborados artesanalmente ya que esa es la filosofía o el marco comercial de Cañalerma. El ejemplo lo encontramos en las patatas fritas de Umbrete, muy buenas y difíciles de adquirir en Sevilla o en la miel artesana y natural de la Sierra Norte. Y claro, las cervezas artesanas que se hacen en la provincia como son Albero, Taifas, fabricada en el mercado de Triana o Debla que es una cerveza utrerana hecha por unos chavales jóvenes con muchas ganas e ilusión.


Fotografías @jllpaneque


¿Qué es lo más destacable de Cañalerma?

En primer lugar destaco la cercanía hacia el consumidor ya que esto no es una gran superficie donde vas, adquieres el producto, pagas por caja y hasta luego. No, aquí puedes llegar a conocer al máximo el producto que te estás llevando y también conocer la zona de procedencia, y cómo está trabajado y tratado.
En segundo lugar destaco la relación calidad-precio, ya que ofrecemos mayoritariamente productos elaborados artesanalmente y con un precio bastante competente.


Fotografías @jllpaneque


¿Qué es lo que más trabajo te ha costado a la hora de emprender un negocio?
[Pensativo] Esto ha sido un reciclaje total. Tras quince años en el audiovisual y habiendo pasado por diferentes puestos y funciones de trabajo como operador de cámara, montador, realizador,... de todo menos ponerme profesionalmente delante de una cámara, y verme ahora llevando un negocio, el cambio es muy grande.
Sobre todo valoro el levantarme día a día y acostarme pensando en cómo mejorar. La familia es fundamental ya que se implica mucho y sin la ayuda de mis padres no hubiera sido posible. También mi pareja y amigos están constantemente dándome ideas de cosas nuevas. Es un aprendizaje diario y constante. Aprendes a tratar con la gente, con los distribuidores, y te vas curtiendo ya que a veces me las dan, porque no tienes ni idea, y no te queda otra que tirar hacia delante intentando dar un servicio lo más positivo y mejor para el cliente.

Fotografías @jllpaneque 


 En estos dos años que has estado desempleado y viendo como ha decaído el sector audiovisual. ¿Tenías claro que ibas a terminar montando un negocio?
Ya tenía ganas porque viendo cómo estaba y está el mercado laboral en el sector audiovisual, que está por los suelos, y lo digo con pena porque es mi profesión, es de lo que entiendo y es en lo que me he formado y profesionalmente me he cualificado, y ves que es imposible encontrar trabajo, pues decido montar un negocio y ahí están mis padres apoyándome. Barajé distintas posibilidades pero cobró peso la idea de una tienda al estilo de los antiguos ultramarinos. En Sevilla hay despachos de vino pero yo quería que fuese más amplio en su oferta y que tuviera despacho de pan, de aceitunas y que el aceite y el vino fuesen de calidad y tampoco tan conocidos aquí como son las manzanillas de Sanlúcar y Jerez.


Fotografías @jllpaneque



¿Cómo fue tu primer día?
[Risas] El primer día cuando dieron las diez de la mañana y tenía que abrir, estuve media hora delante de la puerta, pero dentro del local con las piernas temblando y en consecuencia todo el cuerpo. Cuando empezó a entrar gente todo fue un experiencia nueva que aún sigue siéndola ya que anteriormente yo no había dado un cambio, o servido aceitunas o llenado una botella de vino. Era una gran presión porque hay gente pendiente de ti y quieres hacerlo bien. Al poco tiempo descubres que es como todo en la vida, que conforme vas teniendo más práctica lo haces con más fluidez y más cómodo.


Fotografías @jllpaneque


¿Cuál es tu idea de futuro con Cañalerma?  
La idea es ir creciendo día a día ya que la gente te va demandando productos. Quiero seguir en la línea de ir introduciendo poco a poco productos que sean de calidad para que lleven la sintonía de lo que hasta ahora es el despacho Cañalerma.
Espero dentro de poco poder contar con un refrigerador donde ofrecer la cerveza fría para llevar, tener quesos de diferentes partes de Andalucía y productos ibéricos loncheados de la Sierra de Aracena de Huelva y la Sierra Norte de Sevilla. También de cara al verano me gustaría ofrecer gazpacho y salmorejo fresco. En definitiva intentando mirar hacia delante y continuar creciendo ofreciendo al consumidor los productos de calidad que vaya demandando.


  Fotografías @jllpaneque



 

12 comentarios:

  1. Es una irresistible tentación esos productos de la tierra que el valiente emprendedor pone a disposición del que pasa por delante de su puerta.
    La verdad sea dicha, es muy difícil pasar de la técnica de audiovisuales a estar detrás de un mostrador, que dicho sea de paso, es lo más difícil del mundo, porque quizás tú, no seas en realidad tú, ya que hay que saber estar, aguantar, agradar a la vez que infundir confianza y saber moderarse e incluso morderse la lengua en muchas ocasiones, esta conducta requiere la asimilación desde el primer día.
    Yo sería el negocio que hubiera puesto, esos olores de la tierra, los perfumes de sus caldos, los irresistibles encurtidos, los aromas del queso, el brillante color de los aceites, sin olvidar el olor a pan recién hecho, es un cebo que funciona solo, porque atrae a la gente por la vista y por el olor (que por eso nadie cobra nada) y el gusto y el tacto son solo para los agraciados que compran algún producto.
    Estos tipos de negocios suelen funcionar solos, pero exigen dedicación y continua innovación e ideas nuevas como las que le están dando a su dueño que buenamente se deja aconsejar por sus amigos y familiares.
    Perdiste la generación audiovisual por imposición, pero ganaste esta nueva generacion, ¿nadie sabe lo que es mejor?.
    Me pregunto:
    ¿Quién al leer este artículo no ha tragado saliva con los encurtidos de Cañalerma?
    JpbA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Pepe por tus palabras. Se nota el bagaje profesional en lo que dices hablando desde la sabiduría que te ha dado la experiencia.
      Yo también salivaba cuando editaba y montaba las fotografías y lo hice cuando realicé las fotos.
      Cualquier negocio requiere del sacrifio del tiempo pero este al menos te reporta una cantidad de placeres que a los que amamos la buena mesa nos compensaría.
      Salud

      Eliminar
  2. Se necesitan más templos como éste para recuperar el esplendor que tuvo, en décadas pasadas, el culto a Baco entre las clases populares.

    Pemítanme recomendar otro local dispuesto para el culto recientemente: "El rincón de la Manzanilla" en la esquina por la que se accede al sevillano barrio de El Platicar.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Alfonso por tus poéticas palabras. Anotamos "El rincón de la Manzanilla" en el Plantinar como ultramarino a visitar.
      Y como dijo aquel: "Viva el vino".
      Salud

      Eliminar
    2. Solo una anotación; El rincón de la Manzanilla es templo menor, taberna. Despacha solo vinos, si se consumen in situ pueden acompañarse de embutidos de Aracena, papas de bolsa y pataíllas de olivo.

      Eliminar
  4. Tradición, alta calidad, cercanía versus gran superficie, frialdad, baja calidad. Algún día nos daremos cuenta de que lo que compramos con nuestro dinero no sólo son productos, también mantenemos valores cuando entregamos nuestro dinero. En cuanto a mí tengo claro qué valores quiero mantener y sinceramente echo de menos esos colmados con productos de la tierra, donde no solo compras productos de calidad excepcional si no también contribuyes a la economía local y finalmente a mantener nuestra cultura. Quizá parezca exagerado pero nos hemos 'globalizado' tanto, gastando más dinero en superficies extranjeras que en nuestro barrio, que quizá no hayamos pensado bien lo que perdemos. Espero que recuperemos la cordura y los colmados.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Juan por tus palabras desde la cordura. Es verdad lo que dices del concepto de globalización y por supuesto el tema valores. Solo vemos que una gran empresa extrajera se instala en algún lugar de España y genera X puestos de trabajo, pero no nos paramos a pensar en qué situación laboral se encuentran los trabajadores de esa gran superficie. La mayor parte de ellos sin posibilidad de conciliación vida familiar-laboral, realizando más horas extras anuales de las establecidas en el Estatuto de los trabajadores y demás situaciones de injusticia social que tú bien conoces. José es un valiente al emprender un negocio pero como ha dicho Pepe en el primer comentario estos negocios, con trabajo y constancia, funcionan solos. Eso le deseamos

    ResponderEliminar
  6. Le deseo a José muchísima suerte en esta aventura. Con unos productos tan buenos y su simpatía estoy segura de que lo conseguirá.

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras de ánimo y por participar. Salud

      Eliminar
  7. Felicidades José!! Espero poder pasar por Sevilla une de esos días y llenar mi coche con aceite, reganas y vino de tu tierra :) Besos y que te vaya muy muy bien! Tu Belga preferida - Carolina.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Carolina por comentar. Ya te podrá recibir con unas cervezas frías y un queso genial que acaba de introducir. Creciendo poco a poco. Salud

    ResponderEliminar